Los jardines verticales y la fachada deslizante vegetal

Los distintos sistemas que existen para proteger los jardines verticales suelen ser muy útiles. Pueden resguardar las plantas del invierno y del verano y mantener la temperatura ambiente cuando así el clima lo permita. Uno de ellos es la fachada deslizante vegetal. Este sistema es una protección solar móvil que incorpora un soporte en las fachadas para permitir el crecimiento de las plantas trepadoras. Una vez que las plantas son incorporadas al panel, éste debe actuar como protección efectiva contra los excesos del calor y de la radiación solar. Proteger a las plantas de un inclemente sol puede postergar su tiempo de vida e incluso realzar la frescura que pueden transmitir con su naturalidad. De igual manera, esta técnica permite que los jardines verticales sean un punto focal en cualquier ocasión.
Este sistema para los jardines verticales hechos con plantas trepadoras puede ser muy generoso con las mismas, ya que puede reducir la temperatura del aire adyacente a la fachada o a el muro. El soporte para la vegetación se estructura con una jardinera instalada en la parte inferior del panel para que pueda deslizarse con un solo movimiento. Además de esto, cuenta con un sistema de cables helicoides que atraviesa el marco deslizante y facilita el crecimiento de la trepadora. Por otra parte, presenta un sistema de riego por capilaridad y el material sobre el cual se encuentra hecho es de aluminio. Este ayuda a minimizar el efecto de la evaporación.
A pesar que los jardines verticales tradicionales suelen ser muy hermosos, incorporar un sistema moderno para realzar su hermosura y a la vez provocar un impacto positivo en la conservación de las plantas, no está de más. Este sistema puede ser instalado en las fachadas o muros más sofisticados y aun así provocar una sensación de calidez para las plantas.
Los efectos positivos de la fachada deslizante vegetal
Uno de los aspectos que se debe tener en cuenta al momento de instalar este sistema como una forma de protección del jardín vertical, es el tipo de trepadora que se vaya a utilizar. Por otra parte, el sistema permite que su construcción se pueda realizar con elementos estandarizados, lo que facilita su instalación. De igual manera, actúa como una herramienta protectora y disminuye la temperatura del aire. El soporte para el sustrato posibilita la instalación fácil de las especies vegetales y a la vez garantiza una humedad óptima. Cada una de estas ventajas puede contribuir a una mayor durabilidad de las plantas naturales o de las trepadoras que se decida instalar, además de contribuir con el ambiente. Por otra parte, cada jardín realizado con este sistema será de gran practicidad para toda persona que decida instalarlo, ya que no requiere de mucho mantenimiento.
En Mi Jardín Vertical contamos con las herramientas y los profesionales para realizar este tipo de instalación, ya que para una persona en particular puede ser un poco difícil. No obstante, este tipo de sistema puede ayudar a crear un ambiente diferente y a la vez más sano para los jardines verticales.

Por |2018-04-04T18:50:56+00:00abril 4th, 2018|Sin categoría|Sin comentarios